Qué hacer si estás tres días en La Graciosa

Planes en La Graciosa

Montaña Amarilla en La Graciosa

03 - Ene - 2019

Tienes un puente de tres días y te gustaría un ir a lugar diferente, lejos de sitios masificados, pero que hubiera sol, playa y sobre todo un lugar donde desconectar del día a día y del estrés. ¿No sabes donde ir? No te lo pienses, en menos de tres horas en avión desde Madrid está el paraíso, donde podrás relajarte en sus playas vírgenes  de aguas turquesas, pasear en bicicleta por los caminos y estar rodeado de paisaje volcánico. Este es tu lugar: Bienvenido a la  isla de La Graciosa

Sí, pasarás dos noches en el paraíso, donde  olvidarás  los coches,  el asfalto, el reloj, porque no tendrás  prisa en volver por la tarde porque sale tu barco hacia Órzola, y podrás además disfrutar de ver una impresionante atardecer en alguna playa de la isla.

Día 1:  Caleta de Sebo – Safari 4×4 – o rutas caminando a la playa de la Francesa o Pedro Barba

El consejo es el mismo que cuando se viene a pasar unas horas en la isla, y es que el día de llegada hay que madrugar y coger uno de los primeros barcos que salen de Órzola para llegar a Caleta de Sebo. Pero primero  hay que dejar las maletas en el alojamiento que hayamos contratado,  y hacer alguna compra en el supermercado para llevar la mochila con provisiones en las excursiones, lo que supondrá que hasta un poco antes de mediodía no podamos ya empezar a conocer la isla.

Si es la primera vez que vienes y no conoces La Graciosa, te aconsejamos que por la tarde hayas contratado un taxi 4×4 para hacer el safari que recorre los principales puntos de interés y así hacerse una idea qué te gustaría hacer al día siguiente en la isla.

Vista de Caleta de Sebo

Vista general de Caleta de Sebo

Al llegar del Safari quédate en la zona del puerto para estar de terraceo  tomando algo y luego  picotear o cenar en alguno de los restaurantes de la zona.  Si has estado en las Islas Canarias seguro que echas de menos saborear unas papas arrugadas con un buen mojo picón.

Pero si ya  la conoces, la tarde la puedes emplear para hacer alguna de las rutas caminando que más te gusten. Bien en dirección hacia la playa del Saladoplaya de la Francesa y playa de la Cocina donde bañarse y quedarse hasta el atardecer,  o bien la ruta que lleva por toda la costa hasta Pedro Barba, pasando por el Barranco de los Conejos, donde podrás pegarte un baño en esa acogedora cala a mitad de camino. Esta segunda ruta es un poco más larga que la primera, con lo que hay que tener en cuenta la hora en la que atardece.

Día 2: Ruta en bicicleta . Ruta Norte Playa de las Conchas

 

Hoy alquilaremos una bicicleta por la mañana y elegiremos una ruta para disfrutar de esos caminos y  vistas conforme vamos descubriendo la isla.  Sobre  todo hay que asegurarse de conocer cómo funcionan  los cambios de marchas en las mountain bike, ya que nos facilitarán mucho el camino si sabemos hacer buen uso de ellos. Una vez dado este pequeño consejo, nos pondremos en ruta.  Dos opciones:  ruta norte hacia la playa de las Conchas ó ruta Sur hacia Montaña Amarilla y la playa de la Cocina. En bicicleta la ruta sur no es muy recomendable , debido a los tramos en los que se acumula la arena y  que es imposible avanzar con la bicicleta. Así que recomendamos dirigirse hacia el norte de la isla, a la playa de las Conchas,  en nuestra opinión la playa más bonita de La Graciosa,  y donde nos sorprenderá el contraste de colores entre las aguas, la arena y el color de Montaña Bermeja. Es la playa virgen más sorprendente y exótica de la isla, y sobre su arena es habitual  encontrar pequeñas conchas que hacen que tome ese nombre . Cuidado con bañarse en esta playa,  porque está prohibido, debido a las fuertes corrientes y oleaje de la zona.

Una vez aquí vale la pena subir a la cima de Montaña Bermeja y observar el infinito azul del océano, con Montaña Clara enfrente y el islote de Alegranza un poco más al fondo

Otra opción con la bicicleta, si nos gusta pedalear y no estamos cansados, es que  dentro de esta zona donde nos encontramos , antes de llegar a la playa de las Conchas podemos desviarnos e ir hacia la zona del arco de los Caletones y la playa del Ambar,  que no es tan visitada como la de las Conchas, y apenas hay gente, porque como playa paradisiaca por sus colores, sus vistas y su paisaje, es más bonita la primera.

Día 3: Despedida y regreso a Lanzarote

Es día de hacer maletas, recoger todo, devolver la bicicleta y despedirnos de esta maravillosa isla a la que seguro esperas volver para disfrutarla y no dejarte de visitar ni un solo rincón . Y como decimos en el post de cinco días en La Graciosa, qué mejor despedida que madrugar para tomar un café y desayunar en el puerto, con las maravillosas vistas a los acantilados de Famara.  Y si  sobra tiempo hasta coger el barco para Órzola, se puede pasear por sus calles de arena para visitar su museo, el Museo Chinijo, un pequeño pero curioso espacio que nos sorprenderá y nos acercará a entender un poco más este verdadero tesoro como es la Isla de La Graciosa.