Qué hacer si estás cinco días en La Graciosa

Planes en La Graciosa

Montaña Amarilla en La Graciosa

03 - Ene - 2019

Viniste tan sólo a pasar una horas a La Graciosa porque querías conocerla y saber un poco más de esta octava maravilla canaria, y decidiste que tenías que volver a pasar unos días aquí; a desconectar, a saborear su gastronomía, sus pescados en sus restaurantes, a pasear con tranquilidad por sus calles de arena,  a pedalear más por sus caminos, a disfrutar al caer la tarde en sus terracitas del puerto, y a ver  alguna  impresionante puesta de sol en alguna de sus playas.

Son cinco días  que tienes por delante para disfrutar en el paraíso, y te vamos a guiar de cómo organizarse para poder verlo todo, y descubrir cada uno de los rincones de esta maravillosa isla.  No son tantos como puede parecer a primera vista, e incluso igual necesitarías alguno más, pues el de llegada y el de salida no vas a poder hacer mucho, ya que dependiendo de la hora de llegada y salida del vuelo, hay que contar que desde el Aeropuerto de Lanzarote hasta Órzola en taxi hay unos 40 minutos, y en autobús con los transbordos que hay que hacer cuenta con una hora y cuarto, más luego el barco de Órzola a La Graciosa.

Día 1: Llegada Caleta de Sebo

El día de llegada utilízalo para  ubicarte en Caleta de Sebo, llegar a tu apartamento entre sus calles de arena,  conocer el pueblo , e ir a alguno de los dos supermercados a comprar algo para el día siguiente preparar la mochila con la comida y bebida que llevarte en la ruta.

Puerto de Caleta de Sebo

Puerto de Caleta de Sebo

Caleta de Sebo no es muy grande , y se recorre enseguida . Toda su vida se centra alrededor del puerto, y es donde están los restaurantes, tiendas de bicicletas, de buceo y terracitas. Los supermercados,  correos,  la farmacia, el museo y la carnicería se encuentran  en las calles paralelas, pero a dos minutos del puerto.

Día 2 : Safari en taxi 4×4 y ruta caminando a la playa de la Francesa, playa de la Cocina y Montaña Amarilla.

Es el primer día para explorar la isla, y una manera de hacerse a la idea de los puntos más importantes y donde nos gustaría ir los siguientes, es hacer un safari en taxi 4×4 que durará unas dos horas y media.  Para ello es conveniente haber contactado previamente y haberlo reservado, para evitar sorpresas de que no tengamos ninguno ese día.

La idea es hacer el safari por la mañana y a mediodía, sobre la una de la tarde, partir caminando de Caleta de Sebo rumbo a la ruta que nos lleva a la playa de la Francesa, playa de la cocina y Montaña Amarilla.

El camino es agradable porque se bordea la costa, y cuando llegas a la Francesa  serán horas de sacar de la mochila tu kit para comer en la playa , bañarte y disfrutar de sus aguas turquesas y transparentes.  Si te decides, la ruta se puede continuar hasta la playa de la Cocina y Montaña Amarilla, serán unos 15 minutos más . El total de la ruta es una hora y cuarto más o menos.

Rutas senderistas en La Graciosa

La época del año nos va a condicionar el regreso a Caleta de Sebo por las horas de luz solar y así poder alargar más o menos el día en las playas. Para hacernos una idea, a finales de diciembre, el sol se va a las 6 de la tarde.

Día 3 : Ruta Norte bicicleta  playa de las Conchas- Montaña Bermeja

¿Preparado para conocer el paraíso en bicicleta? Sobre todo, en tu mochila no debe de faltar comida, agua y protector solar, y debes ir bien equipado, con gorra y calzado adecuado.

Hoy te proponemos una ruta en bicicleta hacia la parte norte de la isla, la que lleva a una de las playas más exclusivas y paradisíacas de La Graciosa, la playa de las Conchas y  su Montaña Bermeja, a la que habrá que subir indudablemente para poder ver  Montaña Clara y ese  espectacular paisaje de casi toda la isla desde las alturas .

Salir hacia las 11 de la mañana es una buena idea, pues todavía no hace calor, y es mejor hacer el primer tramo de la ruta, La Mareta,  a estas horas,  que es el que puede hacerse un poco más pesado por el tema de la pequeña pendiente que hay hasta el cruce de caminos. A partir de aquí la ruta es muy cómoda.

Serán unos 45 minutos más o menos en bicicleta, y una vez que llegues la recompensa no tiene precio: la playa de las Conchas y el azul intenso de sus aguas, pero no podrás bañarte debido a las fuertes corrientes.  Una vez allí, además, podrás disfrutar  de la  ascensión a Montaña Bermeja con sus impresionantes y espectaculares vistas.

Como decíamos anteriormente, si vamos en verano, podremos alargar más la estancia en esa playa, o bien continuar la ruta en bicicleta y acercarnos hasta el arco de los Caletones, para volver otra vez a las Conchas y de allí ya a  Caleta de Sebo.

Día 4: Ruta bicicleta de Caleta de Sebo a Pedro Barba y playa del Ambar

Hoy toca otro día de bicicleta, y quizás del día anterior, si no estamos acostumbrados a ir en ella tengamos algo de agujetas. Pero bien aprovisionados en nuestra mochila con comida y bebida suficiente para la ruta,  hoy conoceremos el otro núcleo de población de la isla y otra playa: Pedro Barba , y la playa del Ambar, que se encuentran en el extremo opuesto de la isla.

Playa del Ámbar

La ruta es más larga que la del día anterior, quizás tengamos que parar alguna vez para descansar.  Primero iremos hasta la playa del Ambar,  para luego a la vuelta  entrar en Pedro Barba, pasear por ese tranquilo pueblo, y acercarnos a visitar el bufadero o bañarnos tranquilamente en su pequeña playita al lado del espigón, para coger fuerzas y volver tranquilamente pedaleando hasta Caleta de Sebo.

Día 5:  Caleta de Sebo – Lanzarote

Este día lo decíamos al principio va a ser para eso, para despedirte de Caleta de Sebo,  de sus calles y sus terracitas en el puerto, y para dejar la bicicleta de alquiler si el día anterior hemos llegado tarde a Caleta de Sebo y no hemos podido porque estaba ya estaba cerrado.

Todo depende de la hora de salida del vuelo, pero sí que es verdad, que para no ir con prisas, si existe la posibilidad de coger un vuelo que salga por la tarde, es lo mejor, por el tiempo que lleva llegar hasta el aeropuerto de Lanzarote, y porque podremos aprovechar la mañana en Caleta de Sebo para desayunar en alguna terracita y después acercarnos hasta su Museo y visitarlo.

Un consejo al volver los días de ruta de bicicleta a Caleta de Sebo es que al caer la tarde,  antes de ir a descansar a donde estemos alojados, parar en el puerto en alguna de las terracitas a tomar un refresco o cerveza  y disfrutar de la tranquilidad y del ambiente de su terraceo.

Este es el resumen de cinco días en el paraíso que se harán cortos, por supuesto, y que se pueden alargar más días para disfrutar con más tranquilidad de la isla y saborear esta belleza natural.