La Graciosa es la más pequeña de las islas Canarias, y para muchos la gran desconocida.: 29 km cuadrados de parque natural Marítimo-Terrestre y 750 habitantes los que viven allí. A finales de junio hará un año que fue oficialmente reconocida como la octava isla habitada del archipiélago canario, y desde entonces, no ha dejado de aparecer en los medios.

Algunos supieron de su existencia entonces, otros de la visita que hacen al Mirador del Río cuando vienen a Lanzarote, pues las vistas que se tienen desde allí son las mejores, y los que sí la conocen, se acercan y aprovechan un día con una excursión para conocerla un poco más.

Hoy os damos un cuantos consejos para cuando vengáis y queráis conocer un poco más de cerca este auténtico paraíso.

¿Cómo llegar a La Graciosa?

Para los primerizos, para los que nunca han estado, tres tips básicos: El primer consejo para viajar viajar a La Graciosa que debes conocer es que no hay aeropuerto, a La Graciosa se accede por ferry desde la isla de Lanzarote, en concreto desde Órzola. Dos, no hay hoteles, son las casas típicas de allí que las se alquilan. Y tres, no existe el asfalto, y la manera de desplazarse por ella es en bicicleta , andando o en los taxi-jeep autorizados.

ferry Órzola lanzarote

Uno de los ferrys que unen La Graciosa con Lanzarote

¿En qué época viajar a La Graciosa?

Una vez dicho esto, ¿cuándo es la mejor época para venir a La Graciosa? Si se quiere disfrutar de la tranquilidad que la caracteriza, hay que hacerlo fuera de la época de verano, que es cuando los barcos llegan repletos de turistas a recorrer la isla en apenas unas pocas horas. En verano hay problemas con el alquiler de bicicletas o de coger un taxi jeep si previamente no se ha reservado alguna de las opciones, así como también problemas por encontrar sitio para comer en los restaurantes. A todo ello también habrá que sumar: el calor, pues las rutas que hay para recorrer la isla no hay ni una sola sombra, con lo que tres cosas que no deben de faltar en la mochila serán: agua, protector solar y una gorra, además de algo para comer, pues en las playas no hay ningún tipo de servicio.

Muchos de los que vienen a pasar el día, coinciden en lo mismo: se quedarían unos días a conocerla con más tranquilidad. Así que si se quiere pasar unos días allí en época de verano, habrá que reservar alojamiento con bastante antelación, ya que habrá más o menos una treintena de casas en alquiler; el resto del año por supuesto que también hay que reservar, pero no hará falta de hacerlo con tanto tiempo.

En Julio, además coincide que son las fiestas patronales, las fiestas del Carmen, con lo que también alrededor del 16 la isla se llena de más turistas. El resto del año, de no coincidir con algún evento deportivo como la Travesía a nado “El Río” ( 14 octubre) , o el triatlón Desafío octava isla , que este año fue el 8-9 marzo, no suele haber complicaciones para poder reservar alojamientos, además de ser más económicos que en verano.

Así que en nuestra opinión de octubre a junio, cualquier mes es bueno para poder venir y disfrutar al cien por cien de la isla. Pero si queremos evitar un poco los meses de “frío” en la isla ( unos 18 grados de máxima y 15 de mínima ) dejaremos los meses de diciembre –enero –febrero apartados, pero aún así es un clima agradable, que con un pequeño abrigo , no es realmente una temperatura fría.

caleta de sebo la graciosa

Caleta de Sebo, aquí es donde están la mayoría de los alojamientos en La Graciosa.

¿Cuántos días se necesitan para ver La Graciosa?

¿Y cuántos días venir? Un fin de semana puede quedarse escaso si se quiere recorrer toda la isla, pues el día de llegada y de salida no vas a poder emplearlo para ver cosas. Así que 4 días pueden ser suficientes para conocer y aprovechar cada una de sus playas y darte tiempo a recorrerla en bicicleta o caminando, y así descubrir cada uno de sus rincones.

Para los que no, una excursión de un día cogiendo el primer ferry y regresando en el último, da para acercarse en bicicleta a la playa de las Conchas, o elegir la costa sur y acercarse andando hasta la playa de La Francesa y Montaña Amarilla, o bien, coger un taxi Jeep que haga una ruta que nos enseñe los lugares más importantes de la isla.

Los que la han visitado la califican de un lugar diferente, nada que ver con las otras islas con grandes enclaves turísticos y turismo de masas, un auténtico paraíso al que desearían volver.

consejos para viajar a la graciosa

Playa de la Francesa en La Graciosa