01 - Ago - 2023

Si estás pensando en venir a la isla de La Graciosa lo ideal es que sepas que esta isla tiene una característica muy singular, -a parte de la belleza única de su paisaje-, y es que en La Graciosa no hay asfalto, por lo que el desplazamiento en vehículos está muy limitado. 

Esta razón se debe a que la isla fue declarada como Parque Natural en 1986, por lo que es primordial su conservación y cuidado por parte de las instituciones y los locales, para quienes su isla lo es todo. No obstante, a pesar de que esta situación pueda ser limitante, existen varias formas de moverse por la isla de La Graciosa de forma eco-friendly y sin atentar contra el medio natural. 

Descubre la isla a pie 

La isla de La Graciosa es pequeña y fácil de recorrer gracias a sus amplios caminos y sus cortas distancias. Si te animas a caminar podrás tomar las distintas rutas de norte y sur en función de lo que quieras ver. La ventaja de caminar por La Graciosa es que sentirás de lleno el carácter de la isla, y podrás apreciar los distintos paisajes que nos regala la estampa graciosera.  

Para este tipo de recorridos, te recomendamos llevar calzado cómodo, gorra y agua para hidratarte. Aunque las distancias son cortas, no dejarás de hacer una buena caminata bajo el sol canario.  

La Graciosa en bicicleta  

¡Esta isla se precia para cualquier plan! Si lo tuyo es la bici y te gusta la independencia que te dan las dos ruedas, ¡esta es tu ocasión perfecta! Los caminos de tierra de La Graciosa están perfectamente acondicionados para recorrerlos en bicicleta, por lo que puedes traer tu propia bici o alquilarla directamente en Caleta de Sebo, y darle una vuelta a la isla en cuestión de horas.  

Las rutas son fácilmente identificables y encontrarás carteles que te indicarán tu ubicación durante todo el camino, por lo que, aunque quieras, ¡se te hará difícil perderte en este paraíso!  

Si quieres alquilar tu propia bicicleta, te animamos a que lo hagas en Caleta de Sebo con previa reserva. Además, el precio por día es muy barato, ya que cuesta alrededor de 10 euros el alquiler completo de bicicleta y casco, por lo que es toda una ventaja a la hora de recorrer la isla sin gastarte mucho presupuesto. 

*Si quieres traer tu propia bicicleta puedes hacerlo sin coste adicional con Líneas Romero, donde podrás transportarla contigo en el ferry que va a La Graciosa. 

La comodidad de los Jeep 4×4, el transporte más demandando 

No cabe duda de que muchas veces prevalece la comodidad por encima de todo, ¡y más cuando de transporte en una isla desconocida se trata! Si las opciones anteriores no te terminaron de encajar, no te preocupes, en La Graciosa hay servicio de taxis 4×4 que te llevarán a cualquier punto de la isla en cuestión de minutos.  

Este servicio de taxi te ofrece dos opciones de transporte: 

  • Puedes contratar el taxi para un desplazamiento concreto, de ida y vuelta, y a la zona de la isla que tú quieras. 
  • Si quieres ver la isla en un periodo de tiempo más corto, un tour en Jeep será tu opción perfecta. Este recorrido hace tres paradas y dura una hora y media aproximadamente. Te recomendamos, además, que reserves el tour con antelación, ya que dependiendo de la época del año habrá más o menos demanda.  

Estas son las tres formas de moverte por La Graciosa, elijas la que elijas, tendrás el enorme placer de disfrutar de una isla única y salvaje, cuyos paisajes podrás apreciar a pie, en bicicleta o desde la comodidad de las cuatro ruedas.