La isla de La Graciosa es un destino ideal para pasar las vacaciones de Semana Santa ya que las temperaturas son muy agradables, todavía no hace mucha calor, se puede recorrer la isla tranquilamente, los días son más largos, y se disfruta más hasta que el sol se oculta tras Montaña Amarilla.

Pero este año, debido a las restricciones de movilidad en materia Covid, sólo unos pocos, los canarios, podrán disfrutar de este pequeño paraíso.

Algunos ya la habrán visitado, otros será su primera vez, y para los peninsulares para cuando puedan venir, escribimos este post acerca de cómo disfrutar cuatro días en la isla. El número de días ideal para conocer la isla al completo.

Planes para semana santa en La Graciosa

Fuera reloj, coche y estrés, porque los vas a cambiar por paseos por calles de arena, excursiones andando bordeando la costa, baños en playas de ensueño, excursiones en bicicleta recorriendo cada uno de los caminos de la isla , o un Tour en un taxi 4x4 para conocer entera cada uno de los rincones de este paraíso.

Seguro que habrás escuchado al hablar de La Graciosa los nombres de Montaña Amarilla, icono de la isla, la playa de la Francesa , o la emblemática y paradisíaca playa de las Conchas, y tal vez el pequeño pueblo de Pedro Barba. Apúntalos porque van a ser los lugares que tienen que estar en tu lista de lugares que no debes perderte .

Caminando, en bicicleta o en taxi 4x4, tú eliges . Así es como vas a conocer La Graciosa . Aunque no seas deportista, y posiblemente no hayas montado en bicicleta desde hace tiempo, alquila una, merece la pena que un día lo dediques montado sobre dos ruedas a recorrer alguno de los caminos del a isla que llevan puntos emblemáticos como: la playa de las Conchas o playa Lambra.

No son rutas dificultosas, ni extensas , pues La Graciosa es llana y pequeña. Pero si aún así tienes dudas, alquila una eléctrica para hacerte más cómoda la ruta. Pero eso sí, en tu mochila no debe de faltar, como decimos siempre: agua, protector solar, y algo para comer, pues los lugares a los que lleguéis serán vírgenes y no hay ningún tipo de chiringuito o bar donde poder reponer fuerzas.

La ruta normalmente elegida por la mayoría para ir en bicicleta es la de la playa de las Conchas, y desde allí si se quiere seguir pedaleando se puede continuar hacia el arco de los Caletones, y playa Lambra .

Si esos 6 km pedaleando hasta la playa de las Conchas han sido suficientes para ti, puedes disfrutar todo el día de la paradisíaca playa de las Conchas y aprovechar para subir hasta la cumbre de Montaña Bermeja y ver otra panorámica diferente desde las alturas.

Un día se puede dedicar a la bicicleta, y otro a hacer un Tour por la isla en taxi 4x4. La parada de taxis se encuentra en el mismo puerto , desde donde se inicia el tour, que visita la zona norte de la isla, y tiene una duración aproximada de 90 min. Se hacen cuatro paradas : playa de las Conchas, arco de los Caletones, playa Lambra y Pedro Barba donde podrás inmortalizar esos lugares . Este tour servirá para hacerse una idea de lo que es la isla y visitar los lugares más emblemáticos de esa zona. Como el tour dura 90 min se puede aprovechar para pasear por las calles de Caleta de Sebo y acercarte a su Museo, comer en el puerto, y por la tarde acercarse caminando hasta el Barranco de los Conejos, una pequeña playita que está a mitad de camino entre Caleta de Sebo y Pedro Barba .

Por último aconsejamos hacer andando la ruta que lleva a la playa de la Francesa y a Montaña Amarilla. Son 3 km aproximadamente que se hacen muy agradables bordeando la costa, y en poco más de 45 minutos estarás pisando la playa de la Francesa, y podrás bañarte en sus aguas cristalinas.

Si tienes carisma de montañero, aprovecha cuando te acerques a Montaña Amarilla y sube hasta la cumbre. El último tramo de la pendiente es un poco más pronunciada, pero no dificultosa. No te arrepentirás. Tendrás una panorámica que recordarás y guardarás en tu retina durante tiempo.

Ya de vuelta a Caleta de Sebo, si eres de los que has aprovechado el día hasta que el sol se esconde tras el horizonte y has hecho esta ruta; antes de que el sol desaparezca, en la playa del Salado a la altura del camping párate a contemplar como el sol se esconde tras Montaña Amarilla y deja atrás otro día más en la isla. Inmortaliza el momento, merece la pena.

Serán días en los que no habrás mirado al reloj, y habrás disfrutado de la slow life que se vive en La Graciosa. Seguro que volverás a tu día a día con las pilas cargadas, y te habrá quedado esa sensación de querer volver a disfrutar de este pequeño paraíso.